23 junio 2008

De Fábula...

Serían como las 6:00 ó 6:30 de la tarde -martes por cierto- cuando derrepente se nubló el cielo, al notar un poco la falta de sol decidí salir a ver si llovería. Cual sería mi impresión que al asomarme sólo se veían cientos de juegos de luces apagarse y encenderse. Todavía sin saber de que se trataba me alejé un poco más a la calle, las luces se movían muy despacio y estaban unos 80 metros encima de las casas, avance la mirada hacia un lado de las luces y me quede pasmado al descubrir de que se trataba aquello. Era una enorme nave como de kilometro y medio de largo, 300 metros de ancho y al menos unos 30 metros de alto, se movía a unos 15 Km/h, la visión era inmejorable. Al poco tiempo de oscurecerse la calle, algunos perros -incluidos entre ellos la Keisy- empezaron a ladrar, poco a poco los vecinos nos fuimos reuniendo en torno a tan asombrosa vista, empezaba a causar un poco de pánico aquel evento, algunos adultos corrian a entrar y salir de su casa, otros con el celular en el oido reportaban el espectaculo a las autoridades como si de algún modo no estuvieran enterados.
Algunos metros detras de la nave y casi rodeandola se contemplaban al menos 150 naves más pero de dimensiones apenas superiores a las de un helicóptero como nuestro Halcón 1 y de color verde militar el cual cambiaba cada cierto tiempo a color mostaza, dichos artefactos bailaban en su lugar, esto es, se ladeaban hacia su derecha y luego hacia su izquierda pero también sin avanzar rápido.
Asi pasaron algunos minutos, todos aún con el asombro, varios llegamos a pensar que se trataba de una mini invasión por parte de los Norteamericanos quizas en sus 'Juegos de Guerra' o alguna cosa parecida, hasta varios sacaron cámaras para tomar fotos. Yo mismo entre corriendo a mi casa para sacar mi cámara y cuando había tomado algunas fotos de semejante acontecimiento derrepente paso lo que detonó el asombro y miedo de todos los espectadores. Como las naves se encontraban relativamente bajas paso un avión por encima de ellas y se dirigió hacia el Aeropuerto, fue entonces que dos naves pequeñas se dispararon con rumbo de este y lanzando algún tipó de rayo o misil lo hicieron explotar volando fragmentos de avión por toda la parte sur de la colonia Revolución, en ese momento la gente entró en pánico. Corriamos de un lado a otro buscando refugio, las naves empezaron a alejarse a gran velocidad siempre siguiendo a la nave Nodriza la cual empezó a tomar altura y a alejarse.
En pocos segundos aquel espectaculo de oscuridad y luces se torno en luz de día de nuevo. Mi instinto protector me llevó a pensar en alejarnos inmediatamente de la ciudad y buscar refugio en algún lugar donde los visistantes no sospecharon tecnologia alguna que les pudiera causar algún tipo de preocupación. Obviamente mi familia decidió viajar a Calabacillas, no recuerdo exactamente quienes ibamos por que en verdad estaba asustado, sólo recuerdo que aquello se convirtió en un campo de batalla ya que cada que algún avión se acercaba al aeropuerto las naves enemigas se encargaban de convertirla en particulas. Lo mismo hacían con aviones comerciales como con nuestros ridiculos aviones de defensa a los cuales ni siquiera les era permitido despegar.
Por casi todas las radiodifusoras se narraba con terror lo acontecido en cada parte de la ciudad, cabe mencionar que nunca se atacó lugar alguno en tierra, siempre era contra objetos en el aire.
Minutos después llegamos a Calabacillas olvidándonos de aquello pero aún sin mitigar un poco el pánico, recuerdo que mi primo Marco estaba conmigo junto al arroyo cuando derrepente observamos como un avión se dirigia hacia la capital para aterrizar, fue entonces cuando aparecieron dos misiles dirigidos los cuales al ser detectados por el avión -ayudado este por los informes de la torre de control- este último empezo a maneobrar tratando de esquivar aquellas armas, tuvó éxito en dos ocasiones pero al tratar de sobrepasar por encima del cerro 'Chino' fue alcanzado por un tercer misil el cual lo voló en millones de fragmentos.
Esto se estaba convirtiendo en una verdadera pesadilla, recuerdo que en el rancho andaban aproximadamente cinco pick-up' s de Teléfonos de México instalando lo último del cableado teléfonico y algunas líneas en casa habitación cuando derrepente aparecieron 7 naves color mostaza de forma casi triangular con cuerpo tipo Piramide las cuales sin dudar ni un segundo empezaron a atacar a las camionetas desde una gran distancia ya que apenas las pude ver saliendo del 'Ojo de San Isidro' y en pocos segundos hacian fuego.
Los conductores de las camionetas emprendían la uida al ver ya otras dos camionetas incendiadas, hasta uno de los conductores recurrió a abandonar la unidad y escapar corriendo lo cual le ayudó a salir ileso.
Esto que pasaba ya me era demasiado preocupante, en algunos minutos aquello se pobló de naves enemigas, incluso algunas parecian cohetes similares a los que diseña la nasa debido a su extraña forma de aterrizar. Efectivamente, la naves empezaban a aterrizar, algunas en el carril y campo de beisbol, otras más en la mesa, el resto junto a las casas. No recuerdo para donde se había ido mi familia, sólo se que Marco y yo estabamos entre las peñas del arroyo el cual estaba manso por la poca cantidad de agua que corria en el. Intentando escondernos de los enemigos tuvimos que recurrir a tirarnos pecho tierra al lado de unas jarillas cuando una nave indagaba a raz de tierra. Estoy seguro que debido a sus avanzados sistemas de comunicación y localización debió darse cuenta de nuestra presencia y nosotros al percatarnos de aquello decidimos entrar al agua y aguantar la respiración, nos colocamos justo en una cueva subterranea que se forma en la tinaja en la cual nos era permitido respirar, sin embargo la nave había hecho su parte. En cuestión de segundos llegó otra nave de forma aerodinamica, esto es, no en triángulo, ni cuadrada, más bien sus bordes eran redondos lo cual le permitia redireccionar de manera menos violenta que las otras, al momento de sobrevolar el lugar se movio mucho el agua, fue entonces que empezó la sumersión.
Dios Santo, esto que empezó emocionante se había convertido en una verdadera pesadilla. Marco y yo nos aguantabamos las ansias y tratabamos de movernos lo menos posible, en verdad estabamos asustados por aquello. La segunda nave llegó justo enfrente de nosotros a escazos dos metros, nosotros, aún inmovilizados tratabamos de pasar desapercibidos y probablemente lo logramos ya que la nave se estuvó algunos 25 ó 30 segundos y se retiro de manera veloz abandonando primero el agua y posteriormente el lugar. Al percatarnos de ningún movimiento submarino, decidimos salir a la superficie. Una vez que lo logramos cual fue nuestra sorpresa al ver que la primera nave se encontraba peinando la zona justo 30 metros detras de nosotros y a una altura no mayor a 5 metros, Marco y yo empezamos a llorar del susto, ya aquello era demasiado para nosotros. Nuestro instinto de conservación nos orilló a sumergirnos de nuevo y buscar aquella cueva que nos había brindado protección minutos atrás.
Permanecimos en aquella cueva alrededor de 25 ó 30 minutos tan sólo mirandonos uno al otro aterrorizados, fue entonces que decidí tomar rienda en el asunto y hacer frente a tan persistente enemigo. Empezamos a relajarnos al no ver movimiento alguno dentro del agua, para aquel tiempo Marco ya había inspeccionado parte de la cueva detras de nosotros, había una especie de luz en el fondo la cual nos vimos obligados a revisar.
A las 3:22 de la mañana aquel sueño dentro de mi otro sueño ya se había convertido en pesadilla, entonces dentro de mi aún sueño decidí convertirme en el héroe como en algunos otros en los cuales volaba, corría muy rápido o tenía fuerzas inagotables, hubo incluso una vez que del cansancio que tenía después de una batalla me dio mucha hambre y al no tener nada en la despensa de la casa, me vi obligado a descargar un plato de frijoles con una chuleta y papas a la francesa del internet. Decidí entonces que en aquella estela de luz habría al fondo un baúl con armas secretas y superpoderes para hacer frente al enemigo.
Le dije a Marco que me vigilara la espalda mientras seleccionaba lo ideal para combatirlos en base a las armas y tecnología de aquel poderoso rival. Uno a uno iba desechando y tomando parte de cada cosa que sacaba de aquel baúl. Lo primero que saque fue la vestimenta de 'Flash', pero me dije, el ser veloz no te ayudará a derrotar al enemigo, razón por la cual sólo tome las botas amarillas por si se ofrecía uir a mayor velocidad; lo siguiente fue el traje de 'Batman' al cual definitivamente lo único que le tome fue el cinto con un sin fin de herramientas para lanzar, colgar o golpear si asi fuera necesario; lo siguiente fue el traje de 'SuperMan' y aunque era mi sueño, no se porque sabía que no tendría los mismos poderes que este super héroe, pero pense que si los invasores nos habían estudiado antes de atacar, sabrían que a 'SuperMan' por el hecho de no ser de nuestro planeta le habían sido conferidos poderes especiales para su defensa y también que ya alguna vez había defendido el planeta con éxito encontra de seres extraterrestres. Sabía que andar disfrazado de este Super héroe me daría un poco más de tranquilidad, fue por eso que tome sólo su camisola y el cinto ya que no me era muy grato traer los calzones por encima del pantalón.
Asi seguí uno a uno con los trajes, paso el de 'AcuaMan' y el de 'BirdMan' de los cuales no tome nada ya que la guerra no sería en el agua y para volar ya traia la camisola de 'SuperMan', sin embargo si me hubiera gustado tanto haber podido sacar antes de despertar el de alguno de los 'Hombres X' o poderes de Goku, no obstante el último que recuerdo haberme medido fue el de 'IronMan' del cual tome casi todo debido a que el rojo me gusta mucho y como las botas de 'Flash' son del mismo color que las de este traje pues sería una mezcla perfecta.
Sin embargo ya eran casi las 5:00 AM y aúnque ya había tomado las riendas de ese sueño anidado dentro del otro, aún así tenía mucho miedo y decidí mejor despertar de la pesadilla y finalmente de mi otro sueño.
Al principio me quede de a 'Seis', fui al baño a orinar y regrese con una risa que no me era posible contener pero aún asi mis padres no se dieron cuenta, llegué de nuevo a mi cama y me recoste pensando en que aquello había estado de fábula.
Si, ya se, me deje caí, han de decir que que mamilas y pues si, pero sueños son sueños y en este me hubiera podido consagrar como héroe mundial, ya en otros había sido cantante, artista de peliculas de Hollywood o cosas asi, de hecho en cierta ocación fui Goku pero al ver que no volaba más que a varios metros por segundo me dío pánico al ver que Vegueta se acercaba rapidamente y mejor decidi despertar.
Creo que esta vez este sueño se debió a que el domingo a medio día estuve viendo el Futbol de la Eurocopa y la Triplemania XVI. Probablemente fue esto último lo que me traumó un poco ya que me dió un resto de risa cuando llegó 'El Cibernetico' disfrazado de un traje tipo 'IronMan' de color rojo a enfrentarse contra 'El Zorro' en la función especial por el 'Mega-Campeonato de la AAA'.
Prometo no ver tanta tele y mucho menos lucha libre porque capaz que para la próxima me toca ver pelear a 'La Parka' contra 'Abismo Negro' y no se que pueda pasar si esa noche sueño de nuevo.
Ojala que tenga un poco más de tiempo para postear porque como pueden apreciar tenía mes y medio sin nada de nada, esperemos que asi sea. Perdonen por este post, pero tenía que soltarlo antes de que se me olvidara tan memorable sueño, jajaja...
Saludos

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home