21 junio 2007

A la Primera Persona

Como muy pocas veces pasa, ya lo esperaba, sabía que de un momento a otro tendrías que escribirme, llamarme o buscarme, ya me había pasado otras dos veces por eso nunca perdí la fe. Que estupido, pense tanto en tí que mi sueño se me hizó realidad, ya dias antes le comentaba a cada rato a 'El Chanty' que me ibas a hablar, ya estuvo pinche alucinado me repetía una y otra vez (cada que le decía). Sin embargo se pasaron uno tras otro los miercoles, no se porque me gusto ese día para que me hablaras.
Por fin mis plegarias fueron escuchadas, llegue de un soporte con Cindirela mientras el Chanty estaba en una llamada con un proveedor, pero aún así tuvo tiempo de decirme:

-Lee mi messenger,
*pa' que fregados, por eso no entro al mío y voy a estar leyendo el tuyo
-mira pendejete lo que me escribío Rouse
*pos dime wey, pa que quieres que lo lea, mejor dimelo

Total, Rouse le decía que una chica me estaba buscando pero que la línea estaba ocupada, no quizó dejar recado y afirmo que llamaría de nuevo en 30 minutos. Entre al messenger como de rayo y empece a platicar con Rouse. ¿Quien era?, ¿Cómo se llama?, ¿Qué quería?, no te dejó número, en fin, todo esto porque sabia que serías tú. Tan sólo Rouse me dijó que era una tal 'Aracely' Barraza o algo así, Dios, si eras tu. Me puse muy nervioso, le pedi al Chanty que colgara de inmediato, se empezó a despedir de su llamada y colgó la bocina.
Tu llamada no llegaba, hable a Alestra AT&T y otras dos llamadas locales y sin embargo siempre me esperaba un rato sin usar el teléfono, por fin timbró el teléfono y eras tú.

No tiene caso que te describa de lo que platicamos, ya tu lo sabes muy bien. Me dió tristeza saber la razón de tu llamada, todo mi entusiasmo se vino a bajo, sin embargo fue superior la alegría de oir tu voz que la decepción de no platicar de ti y de mi. De cualquier forma, que bueno que hablaste, necesitaba saber de tí.

Pero sabes una cosa, siempre te lo dije y nunca me permitiste hacerlo, hoy si puedo decirte que estoy feliz de haberte sido útil aunque te digo la verdad: me duele que pidas ayuda y no quieras que te la brinde. En fin, tan sólo muchas gracias por hablar, por permitirme saber como estás, por desearme lo mejor y por no olvidarte de mí.

Te digo una cosa, aca entre nos, todo sigue igual, mis sentimientos, mis recuerdos, mi oficina, mis alucines, en fin, todo. Pero seguiré luchando contra esto y el día que logre decidirme, abriré mi corazón y se lo entregaré, como dice la canción de Alejandro Sanz...

A la primera persona que me ayude a salir
de este infierno en el que yo mismo decidí vivir,
le regalo cualquier tarde pa' los dos,
lo que digo es que ahora mismo ya no tengo ni siquiera dónde estar.

Cuidate, te quiero y extraño mucho, sigo pensando siempre en tí...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home